CURIOSIDADES DE LA SERIE “EL JUEGO DEL CALAMAR”

En los últimos años parece una utopía conseguir que una serie, película u obra de teatro tenga éxito mundial, pero ha aparecido una, de un país que no suele tener una repercusión más allá de lo gore la que ha obtenido un reconocimiento mundial. Ella es “EL JUEGO DEL CALAMAR” y vamos a hablar de algunas curiosidades que suscitan bastante interés para los frikis más curiosos.

Una de las preguntas que más se hace la gente es si realmente existen sociedades secretas que sean capaces de realizar dichos actos, a lo que muchas personas han llegado a afirmar que está basada en hechos reales. La verdad es que NO. Por lo menos no existen pruebas fehacientes que demuestren lo contrario aunque si es verdad que se basa en una tira de comics de manga siendo clave para llevar este género a la pequeña pantalla de Netflix.

Esta serie su guion fue escrita en 2009 puesto que el creador de la serie pasó por una época de deudas, algo que lo inspiró a usar su mente retorcida para crear dicho éxito. La isla donde se realiza la trama (aunque se grabó casi toda la serie en un plató de televisión) era Seungbong-ri, ubicada en Corea del Sur, descubierta por un fan de la serie donde se propuso encontrar la famosa isla en Google Maps. Pronto veremos como un desfiladero de fanáticos harán lo imposible por visitarla pero esperemos que no intenten recrear la serie de televisión.

Otro dato curioso son las zapatillas VANS que usan los concursantes en la serie donde han contemplado la prestigiosa marca un aumento de ventas de un 7.800% en concreto de ese modelo. Supongo que ya le habrán pedido su parte los creadores de la serie. Seguimos con los juegos donde se han hecho muy famosos por ser juegos infantiles pero pocas personas se han percatado que hay un pequeño fallo en la ejecución de dicha idea… el puente no es un juego de niños, es más bien algo sádico que sin duda les encanta a los visitantes VIPS y que sin duda fue el juego que más nervioso puso a la audiencia.

Si piensas en participar debes saber que ayer 24 de octubre en Corea del sur se realizó el juego del calamar donde por motivos de derechos de autor se le llamó el juego de los santos, participaron 500 personas, eso sí, sin que nadie muriese… y en ello pudimos ver juegos como tira y afloja, el escondite inglés, la prueba de la galleta y un novedoso torneo de bofetadas. Para jugar solo tenía que abonar 10.000 wones, unos 7,30€ y el premio era de 5 millones de wones, unos 3.600€. No es lo mismo que ofrece el concurso en sí pero bueno, menos da una piedra y encima no tienes que morir…

Deja un comentario

Contacta por WhatsApp
Anuncio
X