DRAGON BALL FIGHTER Z Y SUS 4 AÑOS

Dragon Ball FighterZ nació un 26 de enero de 2018, originalmente para PC, PS4 y Xbox One (posteriormente llegaría a Nintendo Switch). Anunciado durante el E3 de 2017, el título de ArcSystemWorks y Bandai Namco pretendía recoger la esencia de la serie de Akira Toriyama y trasladarla a un formato de juego competitivo de tres contra tres, alejado de los simuladores de Dragon Ball más exitosos (como los Tenkaichi) y otros. El resultado, cuatro años después, es el de un título que se ha convertido en el más vendido de la serie (hay más de 150 juegos de Dragon Ball) junto a Xenoverse 2, ambos con más de nueve millones de copias. Además de ser un exitazo comercial y competitivo, fue el germen de un impulso para la comunidad de juegos de lucha en España innegable. El punto de partida de esta nueva época dorada.

Los éxitos de Dragon Ball FighterZ no han cesado en estos años, a pesar de la incertidumbre en varios momentos sobre el apoyo que iba a seguir teniendo el título. Su impacto en la escena competitiva en Estados Unidos, Japón y puntos de Europa como Francia y España fue innegable, y se empezó a generar una comunidad muy potente alrededor del juego. Eran Goku, Vegeta y compañía, pero venían no solo a cumplir con el fanservice, sino a competir con Street Fighter, Tekken y tantos otros. Y lo consiguieron.

Visualmente impecable, fiel a la serie de nuestras vidas y repleto de detalles, con movimientos y acciones recreadas tal cual las vimos en el anime y con un sistema de combate muy vistoso, dinámico y accesible en un primer momento, el título no solo consiguió el mayor pico de jugadores de un título de lucha tradicional en Steam –más de 44.000, superando Mortal Kombat 11-, sino que fue escalando en popularidad hasta convertirse en el gran reclamo del EVO 2018.

El mayor evento de videojuegos de lucha del mundo vio como, por primera vez, Goku irrumpía en la escena competitiva y superaba a Ryu, Ken, Scorpion y tantos otros iconos de los videojuegos de lucha. Nuestro héroe de la infancia era el rey del ring. Las finales del EVO de Dragon Ball FighterZ batieron récords: nunca antes ningún juego de este evento había conseguido 253.000 espectadores concurrentes.

 

La rivalidad SonicFox vs Go1 y la irrupción de Shanks a nivel internacional

En paralelo a estos números, el EVO y otros torneos sirvieron para ver crecer una rivalidad tremenda entre SonicFox y Go1, los dos mejores jugadores del momento que mantuvieron las espadas en alto y dieron mucha vida al juego, tanto por el EVO como por eventos organizados por Bandai Namco y RedBull, como el Saga que permitió ver en Madrid otra vez a los dos gigantes frente a frente o la gran final disputada en París. En el EVO siguiente de 2019, Go1 se tomaba la venganza y se coronaba como campeón.

Junto a todo esto, la comunidad española tenía un referente en Shanks, jugador español que en ese EVO de 2019 consiguió un top 4 para la historia. Su presencia entre los mejores en los grandes torneos ha sido una inspiración para la comunidad española (y lo que nos queda por ver), pero no la única.

Luego vino la pandemia, que ha castigado fuertemente a los juegos de lucha, muy vinculados a los eventos presenciales y con un online deficiente para las exigencias actuales, aunque poco a poco parece ser que se va remontando el vuelo y 2022 seguirá siendo un año de novedades para FighterZ.

 

Deja un comentario

Contacta por WhatsApp
Anuncio
X