LO NUEVO ‘MADE IN SPAIN’ EN NETFLIX, FERIA: LA LUZ MÁS OSCURA

Feria: La luz más oscura es lo nuevo de Netflix y que está dando mucho de que hablar. Muchos alaban esta obra de origen español, pero otros tanto lo critican dejándolo a la altura de morralla. Netflix parece que ha apostado por la producción de series españolas y cada cierto tiempo aparece una serie o película de origen nacional, aunque no con tanta frecuencia como las series coreanas que parecen que se crean como churros.

 

En el caso de Feria: La luz más oscura, la historia se sitúa en la década de los noventa en un pueblo de Andalucía en el que se desvelan 23 cadáveres en una mina del pueblo. La serie se centra en dos hermanas que son investigadas por los sucesos de la mina ya que la guardia civil cree que sus padres están implicados en las muertes de la mina.

Mientras sus padres están desaparecidos, estas dos hermana serán el centro de atención del pueblo, y es que los habitantes del pueblo serán un punto importante en la trama. Así que tendrán que ayudar a la policía o investigar ellas mismas por su cuenta. Mas o menos esta es la sinopsis sin entrar en spoilers

 

En cuanto a la opinión sobre la serie, se siente como si fuera una mezcla de géneros. Hay partes que recuerdan a Stranger Things en versión española y otras partes recuerdan a las típicas series policiales, todo esto aderezado con tintes de ciencia ficción y toques de terror, incluso gore. Al final lo que intenta es unir géneros narrativos y que se combinen bien, intentando que el espectador no se confunda para entender lo más importante de la serie que es la historia.

Porque la historia es lo más llamativo de la serie y crea una seducción por lo oculto y por lo paranormal. Para no entrar en demasiados detalles para no destripar la trama, la historia que nos traslada un tiempo después del suceso de los cadáveres de la mina, también nos hace viajar por el tiempo a una época mucho más atrás usando acontecimientos históricos para situarnos mejor en ese momento. Y está muy bien llevado ya que la serie cambia el aspecto para adecuarnos visualmente a los años de esa época y así contribuir a ofrecer una mayor atmósfera.

 

Como habéis leído tiene muchos puntos positivos, pero es momento de sacar esas cosas negativas que a mi opinión lastran un poco esta producción. Lo cierto es que esperaba algo más ya que empezó bastante bien y me enganchó en un primer momento, sin embargo los capítulos empezaron a hacerse más tediosos, sintiendo que hay bastante relleno en ellos y también algunos giros argumentales que me dejaron frío como que tenían poco sentido. Esto no quiere decir que la historia sea mala, al contrario es la historia lo que hace querer seguir viéndola, aunque hay tramas que parecían importantes y que al final son abandonadas dejándonos sin saber su desarrollo.

El diseño de la producción puede tocar la excelencia, aunque en mi opinión ese buen hacer chirría con el uso de unos malos efectos digitales que bien podrían haber buscado otra solución para ello. Pero el otro problema es que a pesar de que una parte del reparto haya logrado una excelente interpretación como las actrices que encarnan a las hermanas o Isak Férriz que hace de guardia civil, la otra parte del reparto se siente una interpretación muy sobreactuada y hace que sean poco fidedignos.

Para finalizar, mi opinión es que es una buena serie, que podría haber redondeado su producto final si se hubiese dado más mimo a los efectos digitales, hubiesen recortado un poco los capítulos quitando parte del relleno y que se hubiese seleccionado un casting mas regular.

Deja un comentario

Contacta por WhatsApp
Anuncio
X